Motivación diaria > Bienestar mental

Cómo manejar el estrés y la ansiedad

Contenido
Descubriendo calma en el caos: maneja el estrés y la ansiedad con confianza
En la vida moderna, enfrentarse al estrés y la ansiedad se ha vuelto tan común como desafiante. Diariamente, adultos y niños se ven envueltos en una serie de situaciones que ponen a prueba su equilibrio emocional, desde demandas laborales hasta presiones sociales, pasando por preocupaciones de salud pública como las impuestas por la pandemia. Este contexto ha transformado la manera en que vivimos, añadiendo capas de aislamiento y soledad que magnifican estos sentimientos.
Aprender a navegar estos mares turbulentos requiere comprensión y herramientas efectivas. Este artículo explorará métodos saludables para enfrentar estos retos, buscando ofrecer un apoyo real que pueda aliviar los síntomas de estrés y ansiedad. Desde técnicas de relajación hasta la importancia de una red de apoyo sólida, cada estrategia propuesta busca restaurar la paz interior y mejorar la calidad de vida.
Cómo manejar el estrés y la ansiedad

Enfrentando los retos con resiliencia

Muchos de nosotros enfrentamos desafíos que pueden ser estresantes, abrumadores y causar emociones fuertes tanto en adultos como en niños.

Después de un evento traumático, las personas pueden tener reacciones fuertes y persistentes. Aprender formas saludables de manejar el estrés y obtener el cuidado y apoyo adecuados puede ayudar a reducir los sentimientos de estrés y sus síntomas.

Los síntomas pueden ser físicos o emocionales. Las reacciones comunes a un evento estresante pueden incluir:

  • Incredulidad
  • Sentimientos de miedo, shock, ira, tristeza, preocupación, entumecimiento o frustración
  • Cambios en el apetito, energía, deseos e intereses
  • Dificultades para dormir o pesadillas, concentrarse y tomar decisiones
  • Reacciones físicas, como dolores de cabeza, dolores corporales, problemas estomacales y erupciones cutáneas
  • Empeoramiento de problemas crónicos de salud
  • Empeoramiento de condiciones de salud mental
  • Incremento en el uso de tabaco, alcohol y otras sustancias

Es natural sentir estrés, ansiedad, pena y preocupación durante eventos traumáticos como tiroteos masivos, desastres naturales o pandemias. A continuación, se presentan formas en que puedes ayudarte a ti mismo, a otros y a tu comunidad a manejar el estrés.

Formas saludables de lidiar con el estrés

Sentirse emocional y nervioso o tener problemas para dormir y comer pueden ser reacciones normales al estrés. Aquí te presento algunas formas saludables de lidiar con el estrés:

Toma descansos de ver, leer o escuchar noticias, incluyendo las de redes sociales

Está bien estar informado, pero escuchar constantemente sobre un evento traumático puede ser perturbador. Considera limitar las noticias a solo un par de veces al día y desconectarte de pantallas de teléfono, televisión y computadora por un tiempo.

Cuida de ti mismo

Come saludable, ejercítate, duerme lo suficiente y date un respiro si te sientes estresado.

  • Respira profundamente, estírate o medita.
  • Intenta comer comidas saludables y bien balanceadas.
  • Ejercítate regularmente.
  • Duerme lo necesario.
  • Evita el consumo excesivo de alcohol, tabaco y otras sustancias.
  • Continúa con medidas preventivas rutinarias (como vacunaciones, chequeos de cáncer, etc.) según lo recomendado por tu proveedor de atención médica.

Haz tiempo para relajarte

Intenta realizar otras actividades que disfrutes.

Habla con otros

Conversa con personas de confianza sobre tus preocupaciones y cómo te sientes. Comparte tus problemas y cómo estás lidiando con un padre, amigo, consejero, médico o pastor.

Conéctate con tus organizaciones comunitarias o basadas en la fe

Evita las drogas y el alcohol

Estos pueden parecer ayudar, pero pueden crear problemas adicionales y aumentar el estrés que ya sientes.

Reconoce cuando necesites más ayuda

Si los problemas continúan o estás pensando en el suicidio, habla con un psicólogo, trabajador social o consejero profesional.

Ayudando a otros a manejar el estrés

Cuidar de ti mismo te puede equipar mejor para cuidar de otros. Ayudar a otros a manejar el estrés a través de llamadas telefónicas o videochats puede hacer que tú y tus seres queridos se sientan menos solos o aislados.

Ayudando a niños y jóvenes a manejar el estrés

Los niños y jóvenes a menudo luchan con cómo manejar el estrés. Pueden sentirse particularmente abrumados cuando su estrés está conectado a un evento traumático, como un desastre natural, la pérdida de un familiar, tiroteos escolares o violencia comunitaria. Los padres, cuidadores y educadores pueden tomar medidas para proporcionar estabilidad y apoyo que ayuden a los jóvenes a sentirse mejor.

Consejos para padres y cuidadores

Es natural que los niños se preocupen cuando ocurren eventos aterradores o estresantes en sus vidas. Hablar con tus hijos sobre estos eventos puede ayudar a poner información alarmante en un contexto más equilibrado. Monitorea lo que los niños ven y oyen sobre eventos estresantes en sus vidas. Aquí hay algunas sugerencias para ayudar a los niños a lidiar:

  • Mantén una rutina normal. Ayudar a los niños a despertar, ir a dormir y comer a horas regulares les proporciona una sensación de estabilidad.
  • Habla, escucha y fomenta la expresión. Escucha los pensamientos y sentimientos de tu hijo y comparte algunos de los tuyos. Después de un evento traumático, es importante que los niños sientan que pueden compartir sus sentimientos y que entiendes sus miedos y preocupaciones.
  • Observa y escucha. Estate atento a cualquier cambio en el comportamiento. Cualquier cambio en el comportamiento puede ser señal de que tu hijo está teniendo dificultades y puede necesitar apoyo.
  • Conéctate con otros. Habla con otros padres y con los maestros de tu hijo sobre maneras de ayudar a tu hijo a lidiar. A menudo es útil que los padres, las escuelas y los profesionales de la salud trabajen juntos para el bienestar de todos los niños en tiempos estresantes.

Consejos para niños y adolescentes

  • Habla y mantente conectado con otros. Hablar con alguien en quien confíes puede ayudarte a dar sentido a tu experiencia. Si no estás seguro a quién recurrir, llama a tu centro de intervención en crisis local o a una línea directa nacional.
  • Cuida de ti mismo. Intenta dormir bien, comer bien, hacer ejercicio y mantener una rutina normal.
  • Toma descansos de la información. Las imágenes y las historias sobre un desastre pueden aumentar la preocupación y otros sentimientos estresantes. Tomar descansos de las noticias, Internet y conversaciones sobre el desastre pueden ayudarte a calmarte.

Consejos para el personal escolar

El personal escolar puede ayudar a sus estudiantes a restaurar su sentido de seguridad hablando con los niños sobre sus miedos. Otros consejos para el personal escolar incluyen:

  • Alcanza y habla. Crea oportunidades para que los estudiantes hablen, pero no los fuerces. Puedes ser un modelo compartiendo algunos de tus propios pensamientos así como corrigiendo información errónea.
  • Observa y escucha. Estate alerta a cualquier cambio en el comportamiento. ¿Los estudiantes se están alejando de los amigos? ¿Actuando de forma inusual? Estos cambios pueden ser señales tempranas de que un estudiante está luchando y necesita apoyo adicional de la escuela y la familia.
  • Mantén rutinas normales. Un horario regular en el aula y en la escuela puede proporcionar una sensación de estabilidad y seguridad. Anima a los estudiantes a seguir adelante con sus tareas escolares y actividades extracurriculares, pero no los presiones si parecen abrumados.
  • Cuida de ti mismo. Estarás mejor equipado para apoyar a tus estudiantes si estás saludable, sobrellevando y cuidándote primero. Come saludable, ejercítate, duerme lo suficiente y date un respiro si te sientes estresado.

Conclusión

Manejar el estrés y la ansiedad es esencial para una buena salud mental y física. Con los consejos y técnicas mencionados anteriormente, podrás reducir el estrés y la ansiedad en tu vida diaria. No olvides que es importante tomarse tiempo para cuidar de ti mismo y hacer cambios en tu estilo de vida para reducir el estrés. Si te sientes abrumado, no dudes en buscar ayuda de un profesional de la salud mental. Con el tiempo y la práctica, podrás manejar el estrés y la ansiedad de manera efectiva y mejorar tu calidad de vida. Recuerda, cuidar de tu bienestar mental es esencial para vivir una vida plena y feliz.

Preguntas frecuentes

El estrés es una respuesta física y emocional del cuerpo a una situación que se percibe como una amenaza o desafío.
El estrés crónico puede tener un impacto negativo en la salud física y mental. Puede causar enfermedades del corazón, diabetes y depresión, entre otros problemas de salud.
Puedes reducir el estrés y la ansiedad identificando la fuente de tu estrés, haciendo ejercicio, aprendiendo técnicas de relajación, haciendo cambios en tu estilo de vida y tomándote un descanso.

La newsletter de motivación que estabas buscando

Nuestro correo electrónico de todos los lunes te trae la motivación y ejercicios necesarios para empezar con buen pie la semana y con ganas de comerte el mundo.

La motivación que necesitas para empezar con fuerza la semana.

«Para garantizar el cumplimiento del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y asegurar la seguridad de tus datos, te informamos que al dejar tu correo aceptas nuestra política de privacidad, tus datos serán almacenados en substack, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD. Esto significa que tus datos estarán protegidos y respaldados por la ley.»

Más artículos de bienestar mental